Vulnerabilidad de la pampa húmeda a los extremos climáticos.



RESUMEN: La Pampa Húmeda representa uno de los principales uno de los principales sistemas productivos y ambientales de la República Argentina. Se trata de una área muy extendida y plana que funciona como una cuenca endorreica (sin una topografía que permita la evacuación efectiva de excesos de caudales).

Este sistema productivo, ambiental y social (con la presencia de una gran cantidad de poblaciones de distintos tamaños) enfrenta de manera sistémica dos riesgos principales: el riesgo de mercados productivos que se refleja en una variabilidad y cierto grado de imprevisibilidad de los precios de la producción agropecuaria, y el riesgo ambiental que se manifiesta también de manera sistémica, en una variedad de situaciones de extremos climáticos en excesos (inundaciones) y en defecto (sequías).

Este trabajo se focaliza en las inundaciones que pueden llegar a afectar de manera catastrófica a varios millones de hectáreas productivas y poblaciones distribuidas en el territorio al mismo tiempo. Sobre el análisis de que estos sistemas presentan significativos riesgos residuales entendidos como aquellos que no es económicamente viable reducirlos por medidas de mitigación (estructurales), se presenta una estrategia financiera para generar un fondo de compensación frente a las emergencias que combinado con un sistema de seguros contra fenómenos climáticos permita cubrir los impactos negativos de manera estadísticamente robusta.

RESULTADO: El resultado es el diseño de un esquema de transferencia de riesgos residuales a mercados de seguros en combinación con el desarrollo de un fondo de compensación frente a las emergencias. Este esquema responde a muchos de los méritos que se buscan para las estrategias de adaptación a la variabilidad y el cambio climático de las cuencas hídricas y de los territorios.

Se trata de una estrategia ex ante que combinada con un adecuado plan de medidas estructurales (obras de infraestructura) y un modelo de gestión moderno, puede significar menor vulnerabilidad de la región y mayor capacidad productiva. Además generar señales en términos de precios y seguros que pueden llevan a un mejor desarrollo de las actividades en el territorio.